Entre los premios Pulitzer de este año, cabe destacar el que se llevó David Wood, reportero de The Huffington Post por “Beyond the Battlefield”, la serie de 10 artículos sobre los problemas que enfrentan al regresar a casa los veteranos de Afganistán o Irak.

Su importancia radica más allá de que sea periodismo digital — aunque eso en si es histórico.

Es de mayor importancia el que documente los enormes desafíos, insuperables para miles, para estos veteranos.

Hoy, en el programa de MSNBC Morning Joe aparecieron Arianna Huffington y Nicholas D. Kristof, columnista del New York Times, quien publicó el 14 de abril la columna “A veteran’s death, the nation’s shame”, (La muerte de un veterano, vergüenza de una nación).

La columna de Kristof trae un dato que lo dice todo: mientras en promedio un soldado estadounidense muere cada día y medio en Irak o en Afganistán, un veterano de esos conflictos se está suicidando cada 80 minutos.

Indica que cada año se registran más de 6,500 suicidios de veteranos de estas guerras, alarmante cifra que es más de los soldados que han muerto en las guerras.

Dice, además, que en algunos casos las muertes no se registran como suicidios, sino como sobredosis de drogas.

Es una noticia que poco se comenta, dándose más importancia a los crímenes cometidos por veteranos, que a la desesperación que los conduce al suicidio, señaló Arianna Huffington.

En su entrevista televisada, Kristof comparó el respaldo militar que se les da en el campo de batalla a las tropas, quienes reciben siempre la última tecnología de guerra, con el abandono total al regresar a EUA.

Muchos de ellos — más que en previas guerras — vienen con trastorno de estrés post traumático, igual que lesiones cerebrales producidas por trauma.

El riesgo del suicidio es 4 veces más alto para un joven veterano de entre 17 y 24 años que para el resto de la población, dice Kristof.

Columna Nicholas D. Kristof New York Times en inglés

Serie ganadora Pulitzer Huffington Post en inglés

Foto cortesía de Jim Greenhill via flickr

 

Ayúdenos a aumentar la circulación de El Molino Online. Comparta este artículo con amistades y conocidos. ¡Y regálenos un Like en nuestra página de Facebook! Esperamos verlo de nuevo, ¡gracias!