Sucedió todo rápidamente y los detalles están algo oscuros. Según The Telegraph en Londres,”Mientras que un equipo diplomático en Libia era rescatado por el HMS Cumberland tras su humillante captura, el Ministerio de Defensa se esforzaba en averiguar que fue lo que salió mal”.

Dice que, “Un contingente de siete oficiales de SAS (Special Air Services, una fuerza élite) y un funcionario de MI6 (Servicio de inteligencia británico) aterrizaron a unas 20 millas de Bengazi, donde testigos locales dicen que fueron recibidos con disparos de advertencia. Los soldados intentaron alcanzar un edificio cercano, pero fueron rodeados rápidamente por los milicianos locales que exigieron saber quiénes eran y qué perseguían”.

Los militares ingleses no presentaron resistencia y fueron detenidos, agregó.

Dice AlJazeeraEnglish que las tropas fueron liberadas el domingo y salieron desde Tripoli en un navío británico.

Cita una declaración del canciller británico William Hague: “El equipo fue a Libia para iniciar contactos con la oposición”.

¡Llegaron sin invitación!

Artículo en inglés The Telegraph

Artículo en inglés AlJazeera English