“Cuando bailaba, Julian ocupaba mucho espacio — casi como si estuviera en algún tipo de rito tribal. Abría los brazos y galopaba, cruzando la pista a pasos agigantados. No parecía tener mucho ritmo ni coordinación, como tampoco parecía sentir la música, pero había algo cool acerca de ello. No le importaba lo que otros pensaran de él. Una vez me dijo, se necesita espacio para que fluya el ego”.

Con esas palabra, el antiguo compañero de apartamento de Julian Assange lo describió, descripción que despertó enorme interés sobre las aptitudes en la pista de baile del fundador de WikiLeaks. Hemos encontrado este video, que había grabado un DJ en Islandia, “Se me hizo cool ver un tipo mayor enloqueciéndose con nuestra música, ya que nuestra audiencia era más joven”.

Eso fue en el 2009 — días menos agitados para él.

Foto pantallazo

[vsw id=”vNqd4hW98sQ&feature=player_embedded” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]