MarteauCuando un cirujano vio que el hígado de su paciente (en el quirófano por otras razones) tenía grabadas las iniciales “SB” se preguntó ¿que podría ser?

Hasta que ató cabos: Se enteró que el paciente había recibido un transplante de hígado por el famoso cirujano Simon Bramhal.

¿Coincidencia?

El hospital Queen Elizabeth ha decidido suspender al doctor Bramhall hasta que concluya una investigación.

Ahora bien, según informa Miranda Prynne en The Telegraph, Bramhall ha realizado cientos de trasnsplantes, con lo cual muchos hígados podrían llevar esa marca.

Probablemente usó el gas argo, que crea una laceración superficial sin causar daño.

Debe creerse el Miguel Angel de los transplantes — debió creerse.

Artículo en inglés

Foto cortesía de Matt Seppings via flickr

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.