La violencia en el fútbol británico sigue empeorando, al estallar un petardo en el automóvil de DaMarcus Beasley de los Glascow Rangers fuera de su residencia el lunes pasado informa el LATimes.
Según la policía escocesa, un testigo vio a un encapuchado colocar lo que parecía ser una bomba de gasolina debajo del auto a eso de las 11 p.m.
Beasley jugó con la selección de Estados Unidos en las copas mundiales del 2002 y 2006, y desde el 2007 integra el equipo de los Rangers. También alineó en Galaxy, Chicago Fire, PSV Eindhoven y Manchester City. Este es el cuarto incidente de vandalismo contra los jugadores del Glascow, y el equipo ha aumentado la protección de sus jugadores. Esto si que es ¡la patada!

Más información en inglés.

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.