Condiciones de migrantesNuevas denuncias sobre las pésimas condiciones bajo las que se encuentran miles de migrantes detenidos en la frontera EUA-México.

Al mismo tiempo que tuvo lugar la visita por parte de una delegación organizada por el Caucus Hispano del Congreso de EUA la cual incluía a la congresista por Queens Alexandra Ocasio-Cortez, la Oficina del Inspector General (OIG) del Departamento de Seguridad Nacional publica los alarmantes resultados de una investigación que documentan un hacinamiento extremo, prolongados periodos de detención y riesgos para la salud en varias estaciones de la Patrulla Fronteriza en el sector del Valle del Río Grande en el sur de Texas.

La situación es explosiva, dijo un funcionario de la Patrulla Fronteriza a la OIG: “Una bomba de tiempo”.

El informe señala que las autoridades Inmigración y Control de Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés), que son las encargadas de detener a a largo plazo (en vez de la Patrulla Fronteriza) sencillamente no dan abasto.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) estaría encargado de ocuparse de los niños no acompañados, pero cientos de ellos permanecen bajo custodia en la frontera esperando ser transferidos a HHS. Como muestran las imágenes, las condiciones son infrahumanas.

Indica el informe que alrededor de 8,000 migrantes se encontraban detenidos en las estaciones de la Patrulla Fronteriza cuando tuvo lugar la inspección de OIG: el 43 % de ellos había sido retenido en exceso del límite de 72 horas, incluyendo cerca de un tercio de los 3,000 niños migrantes. .

  • Tres de las cinco estaciones de la Patrulla Fronteriza no tenían acceso a duchas para niños, mientras que “la mayoría de los adultos solteros no se habían duchado bajo la custodia de la CBP a pesar de que varios estuvieron detenidos hasta por un mes”, según el informe. En algunas instalaciones, los migrantes recibieron toallitas húmedas en su lugar.
  • Los niños en estos centros también tuvieron pocas oportunidades de cambiarse de ropa o lavar la ropa.
  • Dos centros no tenían comidas calientes para los niños hasta la semana en que llegaron los inspectores, aunque las cinco instalaciones que visitó la OIG sí proporcionaban meriendas preparados para bebés, jugos, pañales y toallitas.
  • En algunos casos, la Patrulla Fronteriza se vio obligada a mantener a los niños y familias en celdas con las puertas cerradas. “En una instalación, algunos adultos solteros permanecieron recluidos de pie durante una semana y en otra, algunos adultos solos estuvieron recluidos más de un mes en celdas repletas”, según el informe.
  • “Finalizamos antes de tiempo nuestra visita al sitio en una instalación de la Patrulla Fronteriza porque nuestra presencia agitaba una situación ya tensa … al vernos, los detenidos comenzaron a golpear las ventanas de las celdas, gritaron, pegaron notas a la ventana indicando el tiempo que llevaban detenidos, otros señalaban el tiempo que habían permanecido presos mostrando sus barbas”.

El presidente del comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, Elijah Cummings, anunció que el 12 de julio celebrará una audiencia sobre la separación y el tratamiento de los niños migrantes. Ha invitado al secretario interino del DHS, Kevin McAleenan, y al comisionado interino de la CBP, Mark Morgan, a declarar, pero no está claro si cualquiera aceptará voluntariamente.

“Las acciones de la Administración Trump en la frontera sur son grotescas y deshumanizantes”, dijo Cummings. “Parece haber un desprecio abierto por el estado de derecho y por la decencia humana básica. El Comité necesita escuchar directamente a los jefes de estas agencias lo más pronto posible a la luz de los informes casi diarios de abuso y desafío”.

Sobre el mismo tema: El congresista por Texas Joaquín Castro ha publicado un video de uno de los centros que visitó — un conmovedor documento que muestra a mujeres “Hacinadas en una celda similar a la de una prisión con un inodoro, pero sin agua corriente para beber ni lavarse las manos”, indica una nota en PBS. Algunas habían sido separados de sus hijos y retenidas por más de 50 días, dijo.

Castro dijo que las mujeres les pidieron a los legisladores que anotaran sus nombres, como se muestra en el video, para que “todos sepan que necesitan ayuda”. Agregó que las mujeres temían represalias.

Mientras tanto, en diversas partes de EUA ciudadanos protestan el encierro de la gente que solicita asilo y las condiciones que muchos, incluyendo sobrevivientes del holocausto en Europa en los años 30 y 40, llaman campos de concentración.

En Boston, más de 1,000 activistas judíos paralizaron el tráfico el 2 de julio.

Axios

PBS

Download (PDF, 1.57MB)