Kirstjen NielsenInforma Axios que el presidente Trump ha ordenado a sus principales funcionarios que ejecuten los cambios más agresivos en la política de inmigración desde su inauguración en enero 2017. Algunos funcionarios consideran que estas medidas caen en un terreno legal y políticamente cuestionable.

Las nuevas políticas, que el gobierno quiere imponer usando la autoridad ejecutiva luego de la destitución de la Secretaria de Seguridad Nacional Kirstjen Nielsen, serían aún más estrictas que las de los previos dos años.

Ante la pregunta si era de esperarse una aceleración en las deportaciones, un alto funcionario de la administración, familiarizado con las deliberaciones internas, dijo: “Sí, esa es la parte crítica de restaurar la integridad del sistema”.

Resumen de los cambios, esbozados por el alto funcionario:

1. Cambios regulatorios para que sea “más difícil para los inmigrantes poco calificados … obtener la admisión” en EUA “y más fácil para los inmigrantes altamente calificados que probablemente sean autosuficientes”. La administración de Trump ha producido un borrador de reglamento para esto, pero éste no se ha finalizado.

2. Hacer que sea más difícil para las personas invocar el temor a regresar a su país de origen para buscar asilo en EUA.

  • El funcionario dijo que el renovado departmento DHS “aplicará un mayor rigor y control a estas solicitudes [de asilo] en lugar de aceptar de manera creíble lo que se afirme”.
  • El funcionario dijo que el Departamento de Estado podría “producir un análisis” comparando los reclamos de un solicitante de asilo “contra las condiciones reales en su país de origen”.

3. El funcionario dijo que la Casa Blanca se siente frustrada por la concesión de permisos de trabajo a los solicitantes de asilo poco después de ingresar al país, describiendo la práctica como “un gran insentivo”.El funcionario describió la práctica anterior de EUA. Como “caridad hacia todos, malicia hacia ninguno”.

4. La Casa Blanca también quiere cambiar las reglas para permitir que el gobierno detenga a los niños migrantes durante más tiempo que el límite de 20 días permitido bajo el llamado acuerdo de Flores. La administración de Trump ha producido un borrador de las nuevas regulaciones, aunque no está finalizado.

Los cambios planeados enfrentarán enormes desafíos, legal y políticamente.

Situación jurídica. Dos de los principales intentos por parte de la administración Trump de implementar medidas para frenar el asilo son: Una proclamación para evitar que cualquier persona que cruce la frontera de manera ilegal reciba asilo; y la política de “permanecer en México”, fueron finalmente bloqueadas en los tribunales.

La decisión de Trump de destituir a Nielsen surge de la profunda frustración del presidente con la incapacidad de la funcionaria de implementar cambios importantes en los protocolos, indicaron a Axios funcionarios de la administración con conocimiento del pensamiento del presidente.

Trump la consideró incapaz de impedir que una gran cantidad de personas buscara asilo en los Estados Unidos; o reducir drásticamente la cantidad de migrantes pobres y poco calificados que venían a EUA.

Trump también se sintió frustrado por lo que percibió como la lentitud del proceso de deportación de personas sin documentos en EUA.

Un segundo funcionario de alto rango agregó que parte del problema en el departamento de Seguridad Nacional era que bajo Nielsen estuvo “muy mal dotado de personal”.

Otra opinión. Fuentes cercanas a Nielsen dicen a Axios que Trump y el asesor principal de políticas Stephen Miller han pedido cambios que son legalmente dudosos y que, por lo tanto, serían ineficaces operativamente.

Nielsen consideró que las demandas de Trump no eran razonables, y en privado él la describió como “débil en cuanto a la frontera”, a pesar de que supervisó acciones que muchos consideraron las más brutales en la memoria reciente, como la política de “tolerancia cero” que separó a los padres migrantes de sus niños.

Estas fuentes dicen que el deseo de Trump de hacer mucho más difícil para las personas buscar asilo en EUA, no produciría cambios duraderos porque conducirían de inmediato a desafíos judiciales. Los que han impulsado la “mano dura” han recibido fuertes golpes desde el inicio de la administración, ya que han aconsejado mal al presidente y dirigiendo mal los recursos”, dijo un ex funcionario al New York Times. 

Via Axios