6289606644_7b44e27eb2_zMientras que en EUA comienza a implementarse por fases el plan de reforma de la salud de la administración conocido como “Obamacare” (que el congreso republicano sigue intentando hundir), los arquitectos del programa ham comenzado a cosechar los generosos frutos de haber trabajado en el proyecto de ley.

Informa Megan R. Wilson en The Hill que veteranos del esfuerzo (funcionarios igual que algunos ex parlamentarios) ahora son cabilderos o “lobbyists” en gigantes corporativos como Delta Air Lines, UPS, BP America y Coca-Cola, y para compañías de cuidado de la salud como GlaxoSmithKline, UnitedHealth Group y la Blue Cross Blue Shield Association.

Son altamente cotizados, dice, por una simple razón: conocen a fondo lo que ha sido el cambio más extenso en la industria de la salud estadounidense en décadas.

Explica que los salarios más altos van aquellos que trabajaron en el Department of Health and Human Services (HHS) o en los comités con poder de supervisión.

Es una mina de oro que va a dar por muchos años, anticipa.

Esto mismo, dice The Hill, es lo que críticos llaman la “puerta giratoria” que convierte un puesto público en un canal para el enriquecimiento privado.

Todo es permitido por la ley.

Artículo en inglés

Imagen cortesía Mark Turnauckas via flickr

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.