Una oleada de frío procedente de la Antártica es responsable por un gigantezco desastre ecológico que ha matado millones de animales acuáticos en Bolivia y partes de la Amazonía, contaminando los ríos y ocasionando la muerte de cientos de personas escribe Anna Petherick en Nature Communications.

Extremadamente bajas temperaturas en las regiones tropicales golpearon los peces de agua dulce, matando unos 6 millones de peces, miles de caimanes, tortugas y delfines de río, agrega.

Dice que es el desastre ecológico más grande que se haya registrado en Bolivia.

“El volumen de carne en descomposición ha contaminado las aguas de los ríos Grande, Piraí e Ichilo hasta el punto que las autoridades locales han tenido que proporcionar fuentes alternativas de agua potable para las ciudades en las riberas de los ríos”, señala. “Muchos pescadores han perdido su principal fuente de ingreso, al enfrentar prohibiciones de pescar para ayudar a se repongan las poblaciones diezmadas de peces”.

Explica que es el producto de un repentino cambio climático, causado cuando una masa de aire antártico se prolongó durante el mes de julio en el área tropical.

Artículo en inglés

Foto Never Tijerina via Nature News

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.