Hormigas balaEn la Tribu Sateré-Mawe, en las selvas amazónicas del Brasil, la transición de niño a hombre es dolorosa en el sentido físico, ya que tiene someterse a las picaduras de un enjambre de hormigas bala, Paraponera clavata.

En caso de que no los conozca, estos insectos ocupan el primer puesto en la escala SSPI (Schmidt Sting Pain Index), que mide el dolor causado por las diversas picaduras de Hymenopteras y que algunos comparan con el que produce un disparo de bala.

El rito de iniciación consiste en llenar con hormigas drogadas unos guantes construidos en tejidos con hojas. Al despertar, las hormigas están ansiosas por usar sus aguijones y en ese momento el niño coloca las manos dentro de los guantes.

El niño debe mantener las manos en estos guantes durante 10 minutos y tolerar el dolor sin derramar una sola lágrima.

En poco tiempo, el niño pierde movilidad en las manos.

Por lo general no basta con una sola prueba y ha habido casos en que fueron necesarias 20 o más antes de que se volvieran hombres.

Gracias: Sumitra Oddity Central

Foto otisthelis via OC

[vsw id=”ZGIZ-zUvotM” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.