Por Giovanni Russonello, New York Times — Cuando los Premios Grammy eliminaron la categoría de mejor álbum de jazz latino hace seis años, se desató un alboroto de inmediato. Músicos y defensores argumentaron que el cambio interrumpió una fuente excepcional de reconocimiento institucional para un género que está en la periferia comercial. Por suerte, la academia escuchó estas protestas y la categoría regresó el siguiente año.

Desde entonces, la importancia de ese reconocimiento se ha vuelto aún más evidente: el jazz latino está experimentando una suerte de auge creativo, pues los músicos están diversificando su trabajo a una velocidad inusual. El género está produciendo la música improvisada más estimulante que hay en estos momentos.

Por eso es un poco decepcionante que las nominaciones de los Premios Grammy de este año no reflejaran totalmente esta evolución, pues en vez de eso se enfocaron en músicos mayores. Todos los nominados de la categoría de mejor álbum de jazz latino que se repartió el 12 de febrero tienen más de 60 años. Aunque han tenido carreras fabulosas —en especial el pianista Chucho Valdés (quien ganó el domingo), el bajista Andy González y el trombonista Wayne Wallace— cada una de esas grabaciones tiene un sonido que ahora se considera clásico.

Lee el artículo completo en español

Auge del Jazz Latino en EUA
Pedrito Martínez es uno de los líderes creativos de la nueva camada de músicos de jazz latino. Credit Christopher Occhicone para The New York Times

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.