Imagen cortesía Vox

Una jueza federal en el estado de Georgia falló que alrededor de 4000 votantes fueron retirados de las listas para la segunda vuelta de las elecciones para el senado el 5 de enero 2021 y deben restituirse.  

En su decisión, la jueza Leslie Abrams Gardner dijo que los condados habían utilizado datos de cambio de dirección no verificados para invalidar los registros. Todos aquellos que fueron eliminados de las listas de votantes deben ser reintegrados, falló.

La gran mayoría de esos registros provinieron del condado de Muscogee, que, según POLITICO, se inclinó mayoritariamente hacia el presidente electo Joe Biden en noviembre.

Otros cientos vinieron del condado de Ben Hill, que el presidente Trump ganó el mes pasado.

El estado de Georgia, con unos 10 millones de habitantes, tiene 159 condados. Ha sido históricamente republicano, pero en el 3 de noviembre rompió todos los esquemas al optar a Joe Biden. Ninguno de los candidatos al senado (incluyendo los de turno) obtuvieron los votos suficientes para ganar en primera vuelta.

La segunda vuelta comenzó el 14 de diciembre por votación anticipada y el 5 de enero termina le elección. Está en juego control del senado y la capacidad de Joe Biden de impulsar su agenda.

Mark Elias, abogado del Partido Demócrata, elogió la decisión de la juez como un “golpe a la supresión de votantes por los republicanos”.

La supresión de votantes es una táctica común de los republicanos para evitar participación masiva en la elección, que siempre favorece a los demócratas. Por eso, en ésta y otras elecciones los demócratas tienen un sólido equipo legal. 

Stacey Abrams,  ex legisladora y ex candidata a la gobernación, quien también es hemana de la jueza, viene impulsando la inscripción masiva de votantes minoritarios (negros, latinos, asiáticos), através del grupo Fair Fight cuyos esfuerzos han sido ampliamente reconocidos como claves para la victoria de Biden en el estado. 

Cómo votar en Georgia