Una prohibición, con multas hasta de US$1,000 y un año de cárcel a los infractores, de la circuncisión de recién nacidos podría someterse al electorado de San Francisco, California, en la boleta electoral en noviembre, informa Joshua Sabatini en el San Francisco Examiner.

Para incluir la propuesta en la boleta electoral se necesita recoger 7,168 firmas de electores registrados antes del 26 de abril. Luego, para que pase, habría que convencer a la gente que cortar prepucios no es una buena idea.

De aprobarse la medida, según el Examiner, sería ilegal “circuncidar, cortar o mutilar el prepucio, los testículos o el pene de otra persona que no haya cumplido la edad de 18 años”.

La circuncisión de varones — práctica mileneria que ante todo posee significados religiosos y tribales tradicionales — conlleva algunos riesgos y escasos beneficios. No la recomiendan como rutina ni la America Pedriatric Society ni la American Medical Association. Mientras que algunos estudios dicen que puede reducir la transmisión de enfermedades venéreas, otros señalan que, por sus riesgos igual que por la reducción en las funciones sexuales, realmente no vale la pena.

Agrega que los intentos de prohibir la circuncisión son parte de un movimiento nacional que la considera “un asunto de derechos humanos” eliminar la “mutilación genital”.

Artículo en inglés