Lou Dobbs, antiguo presentador de CNN, que llegó a ser uno de los críticos más acérrimos de los trabajadores indocumentados contrató indocumentados durante varios años bajo condiciones que en el mejor de los casos eran explotación y en el peor violarían leyes federales de EUA, informa Isabel Macdonald en The Nation.

Bajo el titular, “Louis Dobbs, hipócrita americano” señala que en su apogeo Dobbs llegó a tener una audiencia de 800,000 personas con un salario anual de más de US$6 millones. Noche tras noche por años, cada reporte de Dobbs se convertió en un ataque contra los trabajadores sin documentos, siendo el momento para lanzar acusaciones de todo tipo, incluyendo que habían traído a EUA el virus de la gripa aviar H1N1.

No obstante, señala, “Dobbs viene dependiendo en el trabajo de indocumentados para mantener sus multimillonarias mansiones y los caballos que tiene para su hija de 22 años, que es campeona en salto ecuestre”.

Dice la revista que entrevistaron a cinco trabajadores indocumentados, quienes dijeron recibir unos US$500 semanales por 65 horas semanales, lo cual es alrededor del salario mínimo. Las condiciones de empleo de estos trabajadores podrían ser violaciones de las leyes federales, agrega.

Dobbs, quien fue despedido de CNN en el 2009, todavía tiene un programa de radio donde sigue atacando a los trabajadores indocumentados. Hasta el momento no ha dicho nada sobre el reportaje.

El reporte fue financiado por el Fondo Investigativo de The Nation Institute.

Artículo en inglés

Foto pantallazo