ARIANNAEsta semana, escribe Arianna Huffington en su columna dominical, dos eventos compitieron por la atención del público estadounidense.

El primero, dice, fue un  “lamentable incidente que muchos pensaban había pasado, o por lo menos habían covenientemente olvidado”.

Se trata, explica, de la crítica situación de empleos en el país.

El miércoles, el presidente Obama pronunció lo que fue catalogado como un importante discurso en el que llamó al Congreso a poner fin a la paralización partidista en curso y hacer algo por la clase media, pero ofreció pocos detalles sobre cómo lograr que esto suceda“.

En realidad, apunta la presidenta y fundadora del grupo mediático Huffington, el discurso era un “ataque preventivo” en anticipación de las próximas batallas presupuestales con el congreso.

Pero poco escucharon al presidente, añada.

Gran parte de la atención del país, sostiene Arianna Huffington, estaba “capturada por las últimas revelaciones en la peor secuela del verano (si, peor que The Hangover II), Weinergate II: El surgimiento de Carlos Danger”.

Unas fotos sexuales y unos mensajes cochinos “comprueban nuevamente y de una vez por todas que lo que la crisis de empleos en EUA necesita para pasar a la parte superior de la agenda es un buen escándalo sexual”.

Articulo en inglés

Foto: Wikipedia

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.