Si nunca te alcanza el tiempo para hacer ejercicio, se te acabaron las excusas para no ir al gimnasio, porque científicos acaban de descubrir la solución, indica un informe reciente de la Associated Press. De hecho, parece que se trata de una manera en que puedes concentrar el ejercicio de una semana en una sesión de una hora.

La técnica se conoce como entrenamiento por intervalos y la emplean con frecuencia los atletas serios y la gente en plena forma. La clave es la intensidad en menos tiempo, es decir le das con mayor vigor durante unos cuantos minutos, con periodos de descanso.

Inicialmente se temía que incrementos en la intensidad podrían causar riesgos a aquellos ue no estén en forma, pero estudios recientes con personas mayores indican que también es un método eficaz para la gente común y corriente.

Actualmente las autoridades estadounidenses de salud recomiendan dos horas y media semanales de ejercicio moderado, a fin de controlar el peso y estimular el corazón. Ello, sin embargo, no tiene beneficios adicionales en el estado físico general.

Pero una hora semanal de entrenamiento por intervalos ha demostrado mantener los niveles básicos de salud, y además doblar la resistencia, mejorar la oxigenación, aumentar la fuerza en más del 10 por ciento y la velocidad en 5 por ciento.

Vale la pena probarlo. Comienza poco a poco en cuatro grupos de cuatro minutos cada uno, con tres minutos de recuperacíon. Recuerda: esfuérzate sin causarte daño.

Muchos expertos no sugieren que sustituyas tu rutina de ejercicios con el entrenamiento por intervalos intenso, sino que en vez lo incluyas. Los resultados pueden ser dramáticos. Pero asegúrate de discutirlo con tu médico.

Más información en inglés

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.