El agua de FlintNick Lyon, director de Salud y Servicios Humanos de Michigan, enfrenta cargos criminales por homicidio involuntario y conducta impropia en el desempeño de su trabajo a raíz de su participación en la crisis de agua de la ciudad de Flint, en Michigan.

Eden Wells, principal médico ejecutivo, también enfrenta a cargos por obstrucción de la justicia y mentir a un funcionario de la policía. Ambos directivos de la salud fueron acusados en relación con el brote de la enfermedad de los Legionarios, que causó la muerte de 12 residentes del área de Flint y enfermó docenas más en un período de 17 meses.

Se acusa a Lyon de causar la muerte de un hombre al no alertar al público sobre el peligroso brote. Enfrenta 15 años preso. También se le acusa de ordenar que se suspendieran las pruebas sobre la contaminación del agua.

Trece otros funcionarios y ex funcionarios del estado o del estado de Flint han sido acusados en relación con la contaminación por plomo del agua de la ciudad.

Via Detroit Free Press

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.