Estudiantes desaparecidos
SONY DSC

Informa Azam Ahmed en el New York Times que un equipo de investigadores internacionales que visitó México para desenredar una de las más graves atrocidades de derechos humanos de la nación fue espiado con tecnología de vigilancia sofisticada vendida al gobierno mexicano para espiar criminales y terroristas.

Explica que el espionaje tuvo lugar durante lo que los investigadores han llamado una extensa campaña de acoso e injerencia que les impidió resolver el inquietante caso de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa que desaparecieron hace casi tres años después de participar una protesta en Iguala, estado de Guerrero en el sudoeste del país.

El equipo fue nombrado por una comisión internacional de protección de los derechos humanos en el continente americano. Sin embargo, agrega el Times, los investigadores han denunciado que poco después de iniciar sus labores encontraron serios obstáculos por parte del gobierno mexicano, que se negó a facilitar documentación o conceder entrevistas vital, e incluso inició una investigación criminal como represalia.

Ahora, la evidencia forense muestra que los investigadores internacionales también estaban siendo atacados con tecnología avanzada de vigilancia.

Dice el Times que el encargado de los contactos del grupo de investigadores recibió mensajes de texto con el software espía conocido como Pegasus, una ciber-arma que el gobierno de México gastó decenas de millones de dólares para adquirir, según un análisis independiente. Casi todos los investigadores utilizaron el teléfono del coordinador fue utilizado por casi todos los miembros del grupo.

Artículo en inglés 

Imagen via Wikipedia

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.