Insultos contra latinosInforma Anna North para el New York Times — La primera vez que sucedió, Tanya Russ se encontraba en Walmart. Estaba charlando con un amigo en español cuando un hombre se acercó a ella y comenzó a decirle palabras racistas. Después, su marido le pidió que comprara gas lacrimógeno para protegerse.

La segunda vez que Russ vivió un acoso similar después de la elección del presidente Donald Trump fue cuando recibió un mensaje que dejaron en su auto mientras estaba estacionado afuera de su casa en Phoenix. La nota incluía una esvástica, un insulto racial y las frases “Trump ganó” y “regresa a Mexco”. “Lo que llamaba la atención era que ni siquiera podían escribir bien ‘México’”, dijo Russ.

La tercera vez fue en el supermercado, en enero. Russ estaba hablando por teléfono en español cuando una mujer pasó y le dijo: “No puedo esperar a que te deporten”. Esta vez, dijo Russ, “estaba harta”.

Enfrentó a la mujer, quien le dijo que en realidad había estado hablando con alguien por teléfono. Russ no le creyó.

“Mi familia ha estado en este país incluso antes de que se convirtiera en Estados Unidos”, dijo Russ en una entrevista. Sus antepasados vivieron en California cuando todavía era parte de México y también tiene ascendencia de nativos en ese país.

“Primero que nada, soy estadounidense”, dijo, pero la gente sigue tratándola como si fuera una ciudadana de segunda clase.

Desde la elección, muchos estadounidenses latinos han reportado experiencias similares. Cerca de 160 de 1372 incidentes de prejuicio han sido recopilados por el Southern Poverty Law Center desde la elección del presidente Trump fueron dirigidos a gente latina o a personas que son percibidas como tal. Texas y California tuvieron la mayor cantidad de incidentes reportados.

Las amenazas y el hostigamiento contra los estadounidenses latinos “forman parte de la nueva norma de esta administración, que se produjo cuando el presidente fue candidato”, dijo Marielena Hincapié, directora ejecutiva del National Immigration Law Center. Sobre todo desde la toma de posesión, los grupos comunitarios que trabajan con el centro han estado reportando un aumento de distintos tipos de acoso antilatino, incluyendo “personas a quienes les dicen que regresen a México cuando ni siquiera son mexicanas”, dijo.

Decenas de personas han denunciado hostigamiento antilatino al proyecto Documenting Hate, el cual registra los crímenes de odio y los incidentes de prejuicio desde las elecciones, y al menos diez personas dijeron que les gritaron “regresa a tu país”, según el sitio web de Univisión.

Artículo completo en español 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.