EUA en NigerLos programas de opinión en EUA discuten este fin de semana el tema de la intervención militar en Níger, donde cuatro soldados de las fuerzas élite estadounidenses murieron en una emboscada cerca de la frontera con Malí el 4 de octubre pasado,

La controlversial discusión comenzó en torno a la respuesta del presidente Donald Trump a las familias de los soldados caídos, y en particular su llamada a familia de uno de los soldados caídos.

A comienzos de la semana el presidente Trump dijo que, a diferencia de sus predecesores, él llamaba personalmente a las familias de los soldados muertos en combate.

Al compararse con previos presidentes sobre el solemne tema de los soldados caídos, el presidente entró en un terreno minado, que le hubiera sido mejor evitar.

La situación empeoró cuando en su llamada de condolencias a la viuda del sargento La David Johnson, (uno de los muertos en Níger) el presidente dijo que el soldado caído, “sabía en qué se había metido”. La congresista por Florida Frederica Wilson, quien durante años había ayudado al soldado, y se encontraba en el auto con la viuda cuando llamó el presidente, dijo que la familia había considerado insultantes las palabras del presidente.

Trump atacó a la congresista y la acusó de ser una mentirosa.

Ella respondió y acusó al presidente de ser insensible al dolor ajeno.

Entró en escena John Kelly,  el General Retirado que hoy día es Secretario de la Presidencia y cuyo hijo murió en combate en Afganistán, quien defendió al presidente y dijo que no había hecho nada indebido.

Luego, el ex general atacó a la congresista, acusándola de haberse falsamente atribuído la financiación de un proyecto. Pero ella produjo un video señalando que el ex general mentía.

La portavoz de la Casa Blanca dijo que era “totalmente inapropiado criticar a un general de cuatro estrellas”.

La semana terminó con el presidente llamando a la congresista Wilson una loca, intentando desvirtuarla.

Ella se sigue defendiendo.

Algunos medios están cuestionando la versión del general.

Pero más profundo y potencialmente problemático ha sido que comenzaron desde el Congreson a escucharse voces que cuestionan qué persigue el ejército de EUA en Níger y quién ha autorizado esa intervención.

Y este puede ser otro gran problema que enfrenta la administración.

Carlos F. TorresCarlos F. Torres
Director, El Molino Online
Atlanta, Georgia 10/22/2017

 

 

 

Tags: