Impuestos de TrumpEste fin de semana, cuando se cumple el plazo para que millones de estadounidenses entreguen sus declaraciones de impuestos sobre la renta, a través de EUA miles de ciudadanos marcharon exigiendo al presidente Donald Trump que produzca las suyas.

No es que vaya a hacerles caso.

Porque como se ha visto en casi 100 días de la administración, Trump hace lo que le da la gana. Cuando se le da la gana.

Ello explica su viraje de 180 grados en cuanto a política internacional, luego de proclamar, prometer y asegurar a lo largo de 18 meses de campaña presidencial que su administración no intervendría en los asuntos de otras naciones. “América Primero” fue su consigna.

Sin decir nada sobre su cambio de política, envío 59 misiles contra el gobierno de Siria. A los medios les encantó.

Luego, la administración habló de crecientes tensiones con Corea del Norte. Las declaraciones de la Casa Blanca fueron respaldadas por el corifeo de los medios que recordaron las canalladas del dictadorzuelo de esa nación.

Y, por si lo anterior fuera poco, con terror se enteró el mundo que EUA había lanzado la “madre de todas las bombas”, el explosivo más poderoso del arsenal no nuclear estadounidense en una región remota de Afganistán.

Contra ISIS, dijeron los militares de EUA. Algunos creen más bien el objetivo es aterrorizar al mundo.

En lo referente a política interna, durante esta semana el presidente dio su visto bueno para que los estados recorten el financiamiento a Planned Parenthood, una organización que a través de muchos años ha brindado imprescindible ayuda a millones de mujeres sobre diverso asuntos de su salud.

El presidente también ha tomado una serie de medidas destinadas a impedir cualquier tipo de monitoreo a las agencias policiales locales, que en años recientes se han encontrado bajo intensa presión ciudadana por la brutalidad, en muchos casos asesina, contra afroamericanos, latinos y otras minorías.

Los escándalos que hace unas semanas acaparaban titulares — sobre las relaciones con Rusia, pugnas intestinas en la Casa Blanca — siguieron sin resolverse, pero ocuparon un segundo plano.

Sobre Rusia, se ha hecho público que dos funcionarios de la campaña Trump 2016 Carter Page y Paul Manafort (quien ocupara el cargo de Director de Campaña durante meses) recibieron dinero de organizaciones vinculadas con el gobierno de Rusia.

El FBI investiga; el congreso también. Pero parecería que el apetito de los medios por esta noticia ha sido en parte saciado.

Sobre las pugnas intestinas, informes señalan que el grupo encabezado por Jared Kushner, yerno del presidente, e Ivanka Trump, hija mayor, lleva la delantera. Ellos proponen una continuidad en cuanto al papel internacional de EUA, como se ha visto en las intervenciones en Siria, Corea y Afganistán. Además de las declaraciones del mismo presidente de que la OTAN ya no es “obsoleta”.

Pero gran parte de lo que escuchamos en los medios se basa en especulación. Porque esta Casa Blanca está eliminando a pasos agigantados cualquier semejanza de transparencia.

Y mientras todos observábamos lo anterior, en el estado de Arkansas un juez detuvo temporalmente las ejecuciones de 11 personas, las cuales iban a realizar en el curso de una semana. Barbarie.

Otra semana que pasó en EUA.

(imagen via Reuters)

 

Carlos F. Torres
Director, El Molino Online
New York, NY, 04/16/2017

 

madre de todas las bombas

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.