Redadas de inmigraciónHa comenzado a implementarse la política del presidente Donald J. Trump de aumentar drásticamente el número de deportaciones de trabajadores sin documentos en EUA.

Informa el New York Times que “A medida que informes sobre redadas y detenciones han aumentado a distribuirse por Twitter, Facebook y mediante mensajes de texto, inmigrantes indocumentados, sus abogados y grupos de defensores se preparan para la creciente aplicación de la ley que el presidente Trump ha ordenado”.

Según la nota en el Times, no está del todo claro si este aumento en detenciones es la nueva política, o la continuación de la política antigua de buscar y deportar personas indocumentadas condenadas por crímenes serios. Dice que en días recientes 160 personas fueron detenidas, de las cuales 150 tenían expedientes criminales con delitos mayores.

Según el Times, unas 960,000 personas tienen órdenes de deportación pendientes y siguen en libertad.

Las agencias locales se están preparando para un auge en actividad de las autoridades migratorias.

Entre las personas detenidas, señala una nota en The Huffington Post, se incluyen individuos a los que antes se les consideraba de baja prioridad, con lo cual “prácticamente todo inmigrante sin documentos tiene el potencial de ser deportable”.

HuffPost dice que inicialmente el departamento de Inmigración y Aduanas (ICE por sus siglas en inglés) negó que estuvieran funcionando bajo nueva orientación. Pero en conferencia telefónica con la prensa, un funcionario dijo que la agencia había iniciado operativos en varias ciudades en “un aumento de la aplicación de la ley”.

En Savannah, Georgia, 26 personas fueron detenidas. En Atlanta, agentes estaban tocando las puertas de complejos de apartamentos y parques de residencias móviles. En Minnesota, cayeron nueve personas en una redada.

El temor cunde en los centros de trabajo. Trabajadores sin vehículo propio temen caminar por las calles al salir de sus empleos, agrega HuffPost.

Las nuevas directivas del presidente Trump también amplian la categoría de ofensas deportables. Ya no es necesario haber sido vencido en un juicio y declarado culpable de una ofensa criminal solo basta con ser detenido. Igualmente, usar un número de Seguro Social falso ahora se clasifica como fraude, con lo cual se puede deportar al individuo.

El caso de la señora Guadalupe García de Rayos puede llegar a ser la norma en el próximo periodo. La señora Guadalupe fue convicta por usar un número falso de seguro social. Aunque bajo órdenes de deportación, debido a su situación familiar (dos hijos), ICE durante varios años solo exigía que se presentara una vez al año a las oficinas.

La semana pasada, al acudir a su cita y sin anticiparlo fue encarcelada y deportada dos días después.

Indica una nota en The Hill que en algunos casos agentes de ICE impiden que los detenidos se entrevisten con abogados de inmigración.

Igualmente, se anticipa que debido a la falta de jueces de inmigración, ICE convenza a muchos detenidos de que acepten la deportación para evitar tener que esperar meses en la cárcel.

Las detenciones están teniendo lugar incluso en las llamadas ciudades santuario — en la que las autoridades no colaboran con ICE.

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.