A través de EUA y del mundo decenas de miles de ciudadanos se manifestaron el 22 de abril en celebración del 47avo Día de la Tierra, que éste año fue una marcha en pro de la ciencia, como respuesta a declaraciones por parte del presidente Trump y miembros de su administración que han cuestionado el calentamiento global y los problemas ecológicos que se derivan de un sistema capitalista sin controles.

Por lo menos 600 de estas marchas tuvieron lugar.  

La política exterior nuevamente dominó los titulares de esta semana.

En Afganistán, donde hace dos semanas EUA detonó la llamada “Madre de todas las bombas”, los talibanes lanzaron una ofensiva que dejó un saldo de por lo menos 160 soldados muertos.

Por otro lado, poco se dice sobre la creciente intervención de EUA en la guerra civil de Yemen, apoyando el bando que recibe ayuda de Arabia Saudita, contra uno que Irán apoya. Respecto a Irán, que logró un acuerdo con la administración de Obama para restringir la producción de armas nucleares, Trump envió mensajes muy críticos, acusando a la República Islámica de “violar el espíritu del acuerdo”. 

Lo de Corea de Norte, nación que de creer a los grandes medios estaría a punto de lanzar un misil a los aliados de EUA en la región del Pacífico Sur, sigue en las noticias, pero ha pasado a segundo plano.

Trump también opinó sobre las elecciones francesas, en las que Trump habló a favor de la candidata de la ultraderecha nacionalista, Marine Le Pen, quien según el mandatario estadounidense podría dar la respuesta que exige el terrorismo de extremistas musulmanes.

En cuánto a política nacional, se cumplen la semana entrante 100 días de la administración Trump y las calificaciones que ha recibido son deplorables, señalando que no ha logrado nada en términos legislativos y que su agenda ha resultado en uno tras otro tropezón.

Trump afirma lo contrario.

De todas maneras, ha convocado a un mítin de su campaña el 29 de abril, que también es el día en que los medios celebran la tradicional cena de corresponsales en la Casa Blanca, siendo él el primer presidente en décadas en no participar en el evento. Ello muestra la relación entre la presidencia y los medios.

Pero todo ello puede cambiar en la semana que entra. El Congreso regresa de su receso de primavera y se anticipa que seguirán las investigaciones sobre las relaciones entre la campaña Trump 2016 y Rusia. 

También esta semana el mundo presenció horrorizado mientras en el estado de Arkansas el gobernador quiere ejecutar a 8 condenados en 11 días.

Finalmente, millones de residentes siguen aterrorizados ante un panorama de deportaciones.

Esta semana fue deportado a México Juan Manuel Montes, un joven amparado bajo una ley de la era Obama creada para proteger a los “dreamers”, quienes llegaron sin documentos a EUA de muy niños. Trump, sin embargo, volvió a repetir que su administración no los perseguirá. “Tranquilícense”, dijo.

De todas maneras, sigue el temor de muchos puedan caer en las redadas. Las deportaciones son una de las prioridades de la justicia estadounidenses.

Finalmente, una encuesta esta semana dice que Bernie Sanders es el el político más popular en toda la nación. Y, en lo que resta de Hillary Clinton, un nuevo libro llamado “Shattered” documenta las broncas intestinas dentro de la campaña que dio la estocada final a una dinastía política.

Otra semana que pasó en EUA.

 

Carlos F. Torres
Director, El Molino Online
New York, NY, 4/23/2107

 

 

 

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.