Según Brett Arends en el Wall Street Journal, lo que se gasta en un matrimonio puede tener efectos económicos lesivos en la vida de la novia, años después de la ceremonia, incluso mucho después de que se hayan cancelado las cuentas.

Según Arends, “Un matrimonio de $18,000 puede llegar a costarle entre $90,000 y $200,000”. Explica, “Traje de novia de $2,000? Piense que terminará costando entre $10,000 y $22,000. ¿Los $10,000 en comida para los invitados? Más bien entre $50,000 y $110,000”.

Argumenta que hay que tener en cuenta lo que a perder la novia al no ahorrar ese dinero para el futuro. “El costo de cada dólar gastado no se ve. Pero es el dinero que se acumularía si lo ahorrara en vez de gastarlo. El costo a largo plazo supera por muchas veces el precio que se paga inicialmente.” Si en vez de comprar un traje, se pusiera el dinero en una cuenta de ahorros, estaría mucho mejor económicamente.

Indica que el costo promedio de un matrimonio en EUA es $17,500.

Muchos conocemos por lo menos una pareja divorciándose y peleándo por ver quién se queda con la deuda de su boda.

Artículo completo en inglés.