Miami no será santuarioPresionado por el temor de perder dineros federales al desafiar las órdenes ejecutivas del Presidente Trump, el alcalde del condado de Miami-Dade, Carlos A. Giménez, ordenó el jueves que las cárceles del condado cumplan con las solicitudes federales respecto los inmigrantes indocumentados detenidos.

Trump firmó el miércoles una orden ejecutiva amenazando con recortar los financiamientos federales a condados o ciudades que no cumplen de plenocon las políticas de Inmigración y Aduanas de los Estados Unidos.

Miami-Dade ha mantenido el estado de “santuario” desde 2013, negándose a detener indefinidamente a inmigrantes indocumentados en el condado. “En vista de las disposiciones de la Orden Ejecutiva, ordeno a usted y a su personal que cumplan con todas las solicitudes de detención de inmigrantes que reciband del Departamento de Seguridad Nacional”, escribió Giménez en su nueva solicitud.

Cuando las autoridades detienen a alguna persona que es buscada por el servicio de inmigración, el gobierno federal por lo general pide a la cárcel local que mantenga a dicha persona hasta que lo puedan recoger. Ello puede tardar cierto tiempo y puede un periodo de tiempo más largo que el que requiere el crimen (no relacionado con la inmigración) por el que fue detenida dicha persona.

Howard Simon, director ejecutivo de la Unión Americana de Libertades Civiles en Florida denunció la medida del alcalde Gimenez diciendo que “va en contra de la historia de Miami como una ciudad de inmigrantes” y “va a crear una barrera de falta de confianza entre las fuerzas de la ley y nuestra comunidad de inmigrantes”.

Más información The Miami Herald

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.

Tags: