Las imágenes que presentamos a continuación ilustran las dimensiones de las tormentas solares, monumentales actos de la naturaleza que escasamente presenciamos desde la tierra.

A menos que trabajemos para NASA y tengamos el conocimiento y los enormes recursos de la organización espacial. Según Science News de NASA Science, “El 1 de agosto del 2010, hizo erupción todo un hemisferio del sol. Filamentos de magnetismo se quebraron y estallaron, ondas de choque corrieron a través de la superficie estelar, nubes de mil millones de toneladas de gas caliente se elevaron hacia el espacio. Los astrónomos sabían que eran testigos de algo grande”.

Tan grande, dice, que puede haber sacudido las viejas ideas de actividad solar. “Realmente abrió nuestros ojos: vemos que las tormentas solares pueden ser eventos globales, desarrollandose en escalas que escasamente pudimos imaginar antes”.

Artículo en inglés

Gráfica de K Shrijver & A muestra áreas de activididad

[vsw id=”3cJhpGGrZfY&feature=player_embedded.” source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]