Obama sobre presunto hackeo rusoEl ex presidente Obama está “lívido” de la ira por las últimas acusaciones del presidente Trump sobre la presunta intervención de sus llamadas telefónicas y no ha devuelto las llamadas del nuevo comandante en jefe desde la inauguración, según un nuevo informe en The Wall Street Journal.

Trump llamó a su predecesor para darle las gracias por la carta que dejó en la Oficina Oval, pero Obama nunca le devolvió la llamada, dice el periódico.

El sábado, Trump escribió por Twitter: “¿Hasta donde se ha rebajado el presidente Obama que intervino mis teléfonos durante el proceso electoral que es algo muy sagrado. Esto es Nixon/Watergate. Un tipo malo (o enfermo)!”

Desde entonces, no ha mostrado pruebas de sus afirmaciones.

Fuentes cercanas a Obama dijeron a la revista que la acusación le había saltado la piedra al presidente.

El historiador presidencial Douglas Brinkley dijo que la aparentemente tensa relación es una ruptura con la tradición. “Hay tensiones de este tipo en el pasado, pero nada en la medida en que un presidente acuse a a su predecesor de un delito grave”, dijo Brinkley. “Crea un sentimiento de inestabilidad en EUA”.

Artículo en inglés

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.

Tags: