Obama recibe 400,000 de Wall StreetCada persona tiene un precio y el del ex presidente Barack Obama es de US$400,000. Eso es lo que presuntamente recibirá de una firma en Wall Street for un discurso, agregando su nombre a la lista de políticos gratificados con enormes sumas por su relación con el mundo de las finanzas.

Para Zach Carter en HuffPost, no es sorprendente que Cantor Fitzgerald, uno de los gigantes del mundo financiero, lo haya contratado por esa enorme suma para que hable ante una conferencia sobre la salud.

Escribe, “Esta manera aparentemente innecesaria de capitalizar se ajusta a un patrón deplorable que involucra al sector financiero y abarca toda la presidencia de Obama. Es una política fracasada convenció a millones de quienes en un momento lo apoyaron de que el presidente y su equipo no estaban del lado de ellos, ayudando así a abrir el camino para el Presidente Donald Trump. El pago de Wall Street a Obama confirmará las sospechas de muchos desde hace mucho tiempo: que el Partido Demócrata está dirigido por elites que ni entienden ni comparten las preocupaciones de los estadounidenses comunes y corrientes. Es difícil criticar a aquellos que llegan a esta conclusión”.

Explica HuffPost que Obama se negó a procesar el fraude desenfrenado detrás del colapso de Wall Street en 2008. Ello, no obstante el que en algunos casos, los grandes bancos incluso se declararan culpables de delitos graves. El Departamento de Justicia de Obama permitió a los banqueros siguieran libres, disfrutando sus millones.

Al principio de su presidencia, Obama prometió ayudar con un fondo de US$100 mil millones a las familias que perdían sus hogares mediante la ejecución hipotecaria. Sin embargo, al poco tiempo la administración convirtió el plan de socorro en un fondo para los grandes bancos, mientras los directivos de las compañías rescatadas recibían millonarias primas con el dinero de los contribuyentes, agrega.

Las políticas de la administración Obama favorecieron al mundo de las finanzas, perjudicaron la recuperación económica e impulsaron a muchos a votar por Trump. Dentro de la clase obrera blanca, casi una cuarta parte de los partidarios de Obama en 2012 votaron por Trump en 2016, dice. El racismo y la misoginia fueron sin duda parte del atractivo de Trump, pero no las únicas razones que llevaron a muchos a optar por Trump, afirma HuffPost.

Artículo en inglés

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.

Tags: