Problemas para la reelección de TrumpSegún el boletín diario de Mike Allen de Axios, el presidente Trump enfrenta tres problemas serios que pueden obstruir el camino a su reelección. (Ya tiene montada una maquinaria de recaudación de dinero y movilización de votantes, o séase que el presidente quiere concluir este mandato y recibir cuatro años más).

Pero puede tropezar con tres obstáculos: La economía que comienza a aflojar; la pérdida del Congreso, y la investigación sobre Rusia que está entrando en una fase crítica, con el incesante goteo de noticias empeorantes.

Explica:

  • En la Casa Blanca pocos creen que está preparado o cuenta con el personal para responder al infierno que le cae encima.
  • La importancia consiste en que: Esta combinación de peligros es de mayor intensidad que todo lo que hasta el momento se ha visto. (Y esta administración ha rebotado de una crisis a otra como una pelota de pingpong).

Señal de la gravedad, continua Mike Allen, es la salida inminente de John Kelly, secretario de la presidencia, y su reemplazo por Nick Ayers, de la oficina del vice presidente.

Ayers parece poseer los instintos políticos que requiere la situación y, además, goza del apoyo de Jared Kushner (yerno) e Ivanka Trump (hija). Pero no todos coincinden y “tiene un número de enemigos que están intententando convencer al presidente que sería un desastre”.

El nuevo equipo (cambiado por enésima vez), tendrá que abordar los siguientes obstáculos:

  1. La bonanza económica muestra ciertas vulnerabilidades. La guerra de aranceles con China agrega volatilidad en una situación inestable. Los bruscos cambios en la bolsa, dice la nota de Axios, tiene al presidente bastante preocupado. No hace mucho, Trump le recordaba al país y el mundo los logros del Dow Jones. Empero, “Un antiguo funcionario de la administración explicó a Axios que Trump siempre necesita un número simple para hacer alarde sobre su performance. Durante las primarias en 2016 eran las encuestas. Cuando las encuestas dejaron de favorecerlo, fue el auge en la bolsa”. Esa medida ahora ha dejado de beneficiarlo.
  2. El equipo del presidente sigue siendo un problema — especialmente ahora que los demócratas toman el control de la Cámara de Representantes, con lo cual impondrán nuevas demandas a la presidencia, cuyo equipo legal no tiene los cuadros para responder. Es como si nadie, con excepción de Trump, estuviera a cargo. El secretario Kelly vive en tiempo prestado, agregan. “Trump también está descontento con algunos miembros claves del gabinete y quiere reorganizarlo el año entrante”.
  3. Robert Mueller, el hombre a cargo de la investigación sobre Rusia, parece estar a punto de rendir cuentas. Pronto se hará público que tanta información ha recibido de Paul Manafort (ex presidente de la Campaña Trump 2016 y ahora preso por numerosos crímenes) y Michael Cohen (abogado de Trump por muchos años, quien logró un acuerdo de colaboración con la investigación). “Cohen presenta el principal problema según fuentes cercanas a Trump. Vio más de la vida personal y los negocios de Trump que Manafort o Michael Flynn”, el ex asesor de seguridad nacional que fue uno de los primeros en caer. Amistades de Cohen creen que “él está determinado a tumbar a Trump para redimirse”.

No cabe la menor duda que tanto los obstáculos que enfrenta la Casa Blanca, como los cambios en el equipo, crean tensiones de niveles nunca vistos.

Newsletter de Axios