Capitan del USS Pittsburgh

El Comodoro Michael P. Ward II, ex comandante de un submarino nuclear de la marina de EUA, tuvo que haber creído que era brillante su idea de cómo dejar a su amante: enviar un mensaje falso diciendo que le habían matado, informa John Johnson en newser. 

Poco se iba a imaginar que la mujer se presentó a la residencia del capitán, fingiendo ser solo una amiga, para comunicar sus condolencias a la familia.

Mala idea.

Perdió su mando del USS Pittsburgh, cargo que ocupó ¡toda una semana!

Y parece que la marina está investigando otras violaciones que le podrían obligar a retirarse.

La amante del capitán (casado con hijos) dice que ella está embarazada y fue esa la razón del correo falso que le enviaron. “No quiero venganza, pero quiero que todo el mundo sepa la verdad sobre Michael. El no necesita ser el comandante de un submarino. Es un falso”.

Artículo en inglés

Foto via newser

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.