El concejal filipino Reynaldo Dagsa probablemente no alcanzó a ver que en la foto familiar que estaba tomando, su asesino le estaba apuntando con un arma corta. Dagsa apretó el gatillo de la cámara, el asesino apretó el gatillo del revolver matándolo, informa inquirer.net

Dice que el macabro incidente ocurrió en Manila, frente a la casa del concejal, minutos después del Año Nuevo, en medio de pólvora y celebraciones.

Posaron para él su esposa, hija y suegra. El asesino estaba atrás, reclinado contra un vehículo, y aparece claramente en la fotografía.

La familia de Dagsa le mostró la foto a la policía, lo cual condujo al arresto de Michael Gonzales alias Fubo. Dagsa lo había encarcelado por robar automóbiles. El sujeto, que estaba libre bajo fianza, ha sido arrestado nuevamente con su cómplice Rommel Oliva, también en la fotografía.

Artículo en inglés

Foto inquirer.net