Presidente BannonJoe Scarborough, presentador de “Morning Joe” en el programa de MSNBC que entre 6 y 9 am domina la programación de TV por cable, se refirió al asesor presidencial Steve Bannon como el “Presidente Bannon” varias veces en su programa.

“La revista TIME tenía razón: Steve Bannon es el Presidente de EUA”, dijo.

“Donald Trump no sabe nada de política. Donald Trump no sabe nada de nada. Puede pronunciar un buen discurso. Escúchelo hablar y verá que su mente salta de una frase a la otra. Por esta razón, Steve Bannon es ahora el presidente de EUA. Ayer se vio con mayor claridad que antes”.

Se refería a la decisión de EUA de retirarse del llamado acuerdo de París, que según Scarborough y otros comentaristas respondió a la presión del ultraderechista Bannon, líder de una de las “facciones” que presuntamente luchan entre ellas por ejercer mayor influencia sobre la presidencia. (La otra son los “moderados” “globalistas” encabezados por Jared Kushner — asesor y a la vez yerno del presidente.

Scarborough también sugirió que Bannon era responsable por las filtraciones contra Kushner sobre sus presuntos vínculos con Rusia.

Kushner ha sido atrapado por el remolino de la investigación sobre Rusia, que cada día adquiere mayor importancia y promete sacar al sol muchos trapos sucios de la administración y las agencias de inteligencia.

La salida de EUA del acuerdo de París no sorprendió a nadie, aunque sí ha causado gran consternación. No tanto por lo que haya logrado el acuerdo, que es más una serie de pautas generales con muy buenas intenciones pero sin mecanismos de implementarse, sino porque fortalece el argumento dentro de la administración de que el cambio climático no existe. Y por lo tanto cualquier control es en realidad un obstáculo a la libre empresa; ya la administración ha retirado restricciones en cuanto a la producción de carbón, el uso de fuentes de agua para residuos industriales, entre otras.

El milmillonario Michael Bloomberg dijo que él estaría dispuesto a financiar parte del acuerdo de París con su propio dinero — reflejando el sentir de algunos empresarios que apoyaban al presidente.

Ahora Afganistán. El atentado bomba este miércoles recordó que la guerra más larga para EUA — 16 años — sigue siendo un enorme problema. Ahora, tal como le sucedió a la administración Obama, el grupo de Donald Trump enfrenta la decisión de enviar o no miles de tropas más a una situación que no tiene arreglo aparente.

Dos generales — Jim Mattis, Secretario de Defensa, y H.R. McMaster, asesor de seguridad nacional — piden más soldados; Steve Bannon se opone, temiendo que ello sea “construcción de naciones”, lo cual él considera fatal para EUA y en contra de la política nativista. El dilema es básicamente cuál es el plan para retirar las tropas. ¿Es un compromiso abierto?

También, esta semana la coalición que EUA dirige para combatir a ISIS en Mosul, segunda ciudad más importante de Irak, y partes de Siria, reconoció que sus bombas han matado a por lo menos 484 civiles. Ello podría constituir crímenes de guerra.

Cuba. La Associated Press informa que en semanas venideras la administración anunciará cambios a la política sobre Cuba. Podría incluir restricciones a viajes de ciudadanos estadounidenses a la isla — en 2016 casi 300,000 visitaron. Las nuevas pautas, dice la AP, mantendrán las relaciones diplomáticas pero limitarán el comercio con el ejército de Cuba.

Y para cerrar esta nota, recordamos que en las comunidades se vive el terror.

Desde que ell presidente amplió la lista de ofensas por las que se puede deportar a alguien sin documentos, cualquier infracción, así sea colarse en el sistema de transporte público, puede tener nefastas consecuencias.

Otra semana que pasó en EUA.

 

Carlos F. Torres
Director, El Molino Online
New York, NY, 6/4/2017

 

 

 

 

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.