Elección en GeorgiaATLANTA, GEORGIA, Nov. 14 — Múltiples personas, incluyendo a la senadora demócrata del estado Nikema Williams, fueron arrestadas el martes durante una protesta en el edificio del Capitolio donde decenas de manifestantes exigían que se “cuente cada voto” en la elección por la gobernación de Georgia.

Los manifestantes han pedido que incluyan en el conteo las boletas electorales que no se fueron contadas la semana pasada

Hasta el momento, el republicano Brian Kemp aventaja a Stacey Abrams por menos de 58,000 votos.

Stacey Abrams, quien tiene la esperanza de ser la primera mujera afroamericana gobernadora de un estado, se ha mantenido firme en su negativa a aceptar derrota en contra dell republicano quien hasta hace días ocupaba el cargo de Secretario de Estado, y como tal era el encargado de supervisar las elecciones

Ahora, funcionarios estatales han recibido orden de un tribunal de incluir en el conteo las boletas que no se contaron anteriormente.

La candidata demócrata necesita 21,000 votos para forzar una segunda vuelta electoral contra el republicano. La ley estatal requiere una segunda vuelta en caso de que ninguno de los candidatos reciba más del 50 por ciento de los votos. Igual pide un recuento automático si un candidato obtiene más del 50 por ciento, pero por un margen de 1 punto porcentual o menor sobre el o la oponente más cercano.

Un fallo judicial emitido el martes ordenó al condado de Gwinnett que acepte aquellas boletas de votación en ausencia en las que hicieron falta o hubo errores en las fechas de nacimiento. Esa decisión también afectará los resultados del séptimo distrito de Georgia para la Cámara de Representantes, donde sigue sin defnirse el resultado entre ell titular, el republicano Rob Woodall, y Carolyn Bourdeaux, candidata demócrata. Un recuento es posible en esa carrera.

La campaña electoral en Georgia se ha visto empañada por denuncias de supresión de votantes. Los partidarios de Stacey Abrams acusan a Kemp de usar su papel como principal funcionario electoral de Georgia para impulsar su campaña creando obstáculos al voto de personas afroamericanas y otras minorías del estado.

Ahora, con la nueva victoria democrática en la Cámara de Representantes, líderes demócratas han dicho que investigarán la supresión de votantes en las elecciones de 2018.

Bajo la administración del presidente Donald Trump, el Departamento de Justicia del presidente ha demostrado poco o ningún interés en investigar o defender las leyes referentes a los derechos civiles y de votación. Trump y sus republicanos en el Congreso han intentado justificar las leyes que dificultan el derecho al voto aludiendo sin presentar pruebas al fraude electoral generalizado.

La fecha límite original para que los condados de Georgia certifiquen sus resultados y los envíen al secretario de estado era el 13 de noviembre. Pero una orden judicial del lunes significa que el estado no puede certificar los resultados antes del 16 de noviembre. Bajo la ley estatal el plazo final es el 20 de noviembre.

Si no se realizan ni una segunda vuelta ni un recuento, la Sra. Abrams todavía tendría dos opciones para impugnar los resultados de la elección. Podría solicitar al secretario de estado un recuento o recurrir a los tribunales.

imagen cortesía nbc news


;