Al votar el consejo de seguridad de la ONU a favor de la intervención en Libia, dos naciones se abstuvieron: Rusia y China. Ayer el primer ministro ruso Vladimir Putin condenó con palabras fuertes la medida.

Según Gleb Bryanski en Reuters, en las primeras declaraciones del gobierno ruso desde que comenzó la intervención militar, Putin dijo que “la resolución es defectuosa y errónea […] Permite cualquier cosa. Parece un llamado medieval a una cruzada“.

Dijo, además, que la ingerencia de EUA en los asuntos de otras naciones es un patrón de su política exterior. Reconoció que el gobierno de Gaddafi no es una democracia pero eso no es justificación para una intervención militar.

Putin pronuncio sus palabras en una fábrica de misiles en Votninsk. Allí afirmó que los eventos en Libia indican que Rusia debe fortalecer sus defensas.

Artículo en inglés

Gráfica Wikipedia

[vsw id=”BvP3BW21VWU&feature=player_embedded#at=12″ source=”youtube” width=”425″ height=”344″ autoplay=”no”]

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.