Gregg Allman
SONY DSC

El empujón al Primer Ministro de Montenegro, la cara del papa en la foto, el apretón de manos con el presidente de Francia, el regaño a la OTAN por no pagar sus cuotas, al aislamiento de EUA respecto al acuerdo de Paris, el traje de US$51,000 de Melania Trump.

Todo eso y màs sucedió esta semana cuando Trump y su comititiva giraron por el Medio Oriente y Europa.

A su regreso — triunfal según los partidarios del presidente y embarrado según sus enemigos — enfrenta Trump la dura realidad de la investigación sobre Rusia. Peor aún, porque ahora afecta a su asesor y yerno, Jared Kushner un multimillonario que presuntamente pidió al gobierno ruso su propio canal seguro, usando los sistemas de la embajada rusa.

Y ello tiene a la administración en “crisis mode”, es decir las cosas han empeorado.

Esto lo mencionamos de paso, porque esta semana usamos este espacio para despedir a Gregg Allman, fundador con su difunto hermano Duane de Allman Brothers Band, y uno de los músicos más influyentes del Rock Sureño, variable del rock&roll que combina las influencias del gospel, blues, R&B, country y jazz, con largas sesiones de improvisación informal y jam.

Desde su órgano, y también con la guitarra eléctrica, con su voz ronca Gregg Allman cantó al amor y al despecho, a la infidelidad y a una vida al margen de la ley y todo tipo de convenciones y ataduras. Su música glorifica un estilo de vida rudo, desafiante e indomable, en un universo de parrandas, mujeres, alcohol, drogas y música.

Gregg Allman nació en Nashville, TN, en diciembre 8, 1947. Su padre había combatido en la Segunda Guerra Mundial y quiso que sus hijos siguieran una carrera militar. Ellos optaron por otro camino en la vida.

Desde muy niño Gregg y su hemano fueron influenciado por la música afroamericana de los blues, que escuchaban en emisoras para audiencias en su mayoría negras, de intérpretes como Muddy Waters y Howlin’ Wolf.

Los Allman Brothers Band nace en en 1969. Además de Duane Allman, incluía a los bateristas “Butch” Trucks y Jai “Jaimoe” Johnny Johnson, junto con  “Dickey” Betts en guitarra y Berry Oakley en el bajo.

En 1971, estando en la cúspide de reconocimiento y fama, muere Duane en un accidente de motocicleta, dejando en Gregg Allman la labor de seguir el sueño musical de la banda. Durante los años 60 y 70 Gregg era un joven altamente bien parecido — “pretty boy of Rock&Roll” — rodeado de admiradoras. Contrajo matrimonio brevemente con la cantante Cher, con quien tuvo un un hijo.

Con el pasar de los años, fuera con la banda o a título individual, Gregg Allman siguió presentándose, madurando para convertirse en un gigante greñudo, tatuado, pasado de libras, con serios problemas de salud. Gregg Allman sobrevivió la Hepatitis C, un transplante de hígado. En 1998 dejó las drogas, pero nun la música.

Rock and Roll Hall of Fame en 1995, un Reconocimiento por su labor vitalicia en los Grammys in 2012. La película “Almost Famous” fue en parte inspirada por su banda.

The Allman Brothers Band produjo sus mejores éxitos en la década de los 70. Entre ellos, Ramblin’ Man,” “Midnight Rider”, “Silver Dollar”, “Love is in the Air”,  “Whipping Post“, todos himnos del rock de aquella época.

Gregg Allman como cantó, vivió. Que la tierra te sea leve.

Aquí el concierto entero del 40 aniversario de los Allman Brothers Band, en marzo 2009 en el Teatro Beacon, de New York, donde la banda desde 1989 la banda tocó más de 200 conciertos.

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.