Twitter image

Me siento desgobernado. De una u otra forma los colombianos hemos vivido 152 días en eso que llaman el aislamiento preventivo obligatorio inteligente.  Básicamente eso es una cuarentena modelo aguas tibias, ni tanto que queme el santo ni tan poco que no lo alumbre.

Juan Manuel UrrutiaDesde el 20 de abril, más o menos tras 32 días de cuarentena estricta, el presidente empezó a ceder ante las presiones de los gremios y comenzaron las aperturas escalonadas, los pilotos, las excepciones.  Y así nos la hemos pasado en una montaña rusa de cuarentenas definidas por la creatividad epidemiológica de los gobernantes locales a quienes el gobierno nacional delegó la responsabilidad de tomar las medidas del aislamiento preventivo obligatorio inteligente, mientras desde el programa de las seis, el presidente/presentador promovía días sin IVA aperturas sectorizadas y toda clase de irresponsabilidades, eso sí bajo la responsabilidad de los alcaldes y gobernadores.  

El presidente/presentador ha considerado que su función principal es informar a los colombianos, todos los días.  La otra responsabilidad que según él tiene y ha ejercido con dedicación y esmero es la de defender a su jefe, su mentor, así esté extralimitándose de sus funciones y rompiendo con la tradición de la separación de poderes y del respeto por las decisiones del poder judicial.  Pero gobernar, lo que se llama gobernar pocón, pocón.

Veamos, yo no soy un ávido de las noticias, me abruman.  Sin embargo, yo registro cuatro matanzas colectivas y varios líderes sociales asesinados en las últimas semanas.  En fin, un recrudecimiento de la guerra en el suroccidente colombiano, Cauca, Nariño y ahora el Valle del Cauca.  El presidente/presentador, apenas si le ha dado algo de importancia al tema.  Mientras los colombianos nos enterábamos con horror de los detalles de la última masacre, el presidente/presentador, con pompa y circunstancia, recibía cuáles jefes de Estado en visita oficial, a los primeros 16 pasajeros que llegaron al aeropuerto de Rionegro.  Joder que importante acto de gobierno.  

En otro campo el presidente/presentador se ha asegurado que su legado de gran gobernante no tenga tacha y para eso en lugar de acudir a la transparencia ha preferido acudir a la mermelada para asegurarse que el Fiscal General, el Defensor del Pueblo y la Procuradora General de la República, sean amigos fieles. 

Yo calcularía que la preparación de la telebobela de las seis le debe tomar al presidente/presentador y al reparto, una hora.  Le sumamos la hora que dura la telebobela.  Son dos horas diarias.  La telebobela lleva 156 días al aire, o sea 312 horas de intenso trabajo para el presentador/presidente.  En resumen, el presentador/presidente ha dedicado una cuarta parte de su tiempo a informarle a los colombianos que tienen que obedecer lo que digan los alcaldes y que en Timboctú se presentaron 17 nuevos casos de coronavirus en las últimas 24 horas.  Bueno seamos justos a veces habla de fútbol y de cine, como ayer.

 ¿Y las masacres?

¿Qué pasaría en Colombia si el presidente/presentador tomara la decisión de pasar las dos horas de un día, un solo día, que le dedica a la telebobela, en un consejo de seguridad exigiéndole al ministro de defensa y a los altos mandos que no permitan que sigan matando colombianos a diestra y siniestra?  

¿Será que esos muertos, 8 en Samaniego, 5 en Cali, 3 en Ricaurte, tan solo la semana pasada, a los que se suman 152 lideres sociales en lo que va corrido del año, no importan porque no ocupan las UCIs y porque no hay que incluirlos en el informe diario de la telebobela?

Colombia es el país en donde se ha presentado la cuarentena más larga del mundo entero.  Y el resultado es apenas mediocre, porque la cuarentena, el famoso aislamiento preventivo obligatorio inteligente ha sido una medida mediocre, llena de inconsistencias, llena de excepciones.  Como resultado de 156 días de cuarentena tenemos hoy más de medio millón de casos.

Colombia ocupa el lugar 29 en el mundo en población total.  Colombia ocupa el octavo lugar en el total de casos de Covid 19, es decir que hay 21 países más poblados que Colombia que han tenido menos casos.  Colombia ocupa el decimosegundo lugar en el número total de muertos por Covid 19, o sea que hay 17 países más poblados que Colombia en donde ha habido menos muertes.  Y Colombia ocupa el muy honroso lugar 92 en pruebas por millón de habitantes, que es el indicador que nos dice que tan efectiva ha sido la política del presentador/presidente.

Todo esto mientras la economía está reventada y la gente desesperada.

Si, me siento desgobernado.

Requesoncitos:  

  1. Uribe dijo que él, por respeto, se sometería a la Corte Suprema de Justica en 2018 cuándo el fiscal era Néstor Humberto, amigo de Santos.  ¿Será que la reculada de esta semana tiene que ver con que el fiscalito paseador es amigo, muy amigo?
  2. Hoy Pastor Álape en entrevista en el programa que dirige Camila Zuluaga a medio día en Blu Radio, dijo que siempre hubo menores de edad en las FARC, que eso no se puede negar y que las FARC tienen que aceptar la responsabilidad jurídica y política de esos hechos.  Va saliendo la verdad, eso es una buena noticia para la paz.
Tags: