Ciudad de Panamá
Ciudad de Panamá

Yendo de norte a sur a la derecha Panamá y la izquierda de la Guajira Venezuela.

Políticamente la misma cosa, Panamá tiene un régimen de derecha, muy de derecha, Venezuela tiene un régimen que se pretende de izquierda pero que es un insulto a la ideología que nos hizo dejarnos el cabello largo y tirar piedra en los años setenta.

Juan Manuel UrrutiaPueden estar a los dos extremos del espectro pero sus recientes acciones se parecen.

Los panameños han resuelto proteger capitales colombianos ocultos, así como el maduro y sus secuaces llevan años protegiendo a los terroristas colombianos acobardados por los éxitos de las fuerzas armadas colombianas.

El Gobierno colombiano que se encontró con un hueco fiscal casi tan grande como los que ahora pintaron en Bogotá, ha salido de cacería de capitales ocultos. La estrategia es intentar una especie de amnistía disfrazada de sobretasa al impuesto a la riqueza para quienes declaren esos capitales, a quienes no los declaren les puede salir costoso y la reforma sale como propuesta podrían tener cárcel.

Para que la norma tenga éxito la zanahoria de la “amnistía” necesita el garrote de la capacidad de buscar esos capitales y para ellos Colombia necesita acuerdos para compartir información financiera con los países en donde sus nacionales esconden la plata.

Para nadie es un secreto que Timochenko se esconde en Venezuela y que los colombianos esconden sus capitales en Panamá y otros paraísos fiscales pasando por sociedades panameñas.

En aras de lograr el éxito de los diálogos de paz el Presidente Santos le dio permios a Timochenko de salir de su escondite para que fuera a La Habana a asolearse, tomarse un roncito, fumarse un buen tabaquito y echarle porras a sus negociadores, dos veces.

Como están seguros que el proceso de diálogo será exitoso ahora que Timochenko le pegó un empujoncito, el Gobierno anda buscando la plata para el pos conflicto y le he pedido a los ricos que saquen la platica del escondite.

Lo malo es que a Timochenko no le pasa nada de nada y a los exitosos emprendedores, mínimo les clavan diez por ciento de multa por salir del escondite.

Pero el Gobierno de Santos la tiene muy clara. A los amigos del proceso de paz se le pasan todas y los enemigos se les va con todo.  Lo malo es que cualquier crítica a cualquier acción u omisión del Gobierno lo clasifica a uno en las filas de los enemigos de la PAZ.

Venezuela es amigo del proceso de paz. Venezuela esconde a Timochenko ¿y qué? El presidente de Venezuela y su lacayo el secretario de Unasur acusan a un expresidente colombiano de tener vínculos con los paramilitares a los que acusan de ser los asesinos de un diputado chavista. Al tipo parece que lo mataron por pugnas internas, pero a maduro le conviene un tratico de anti colombianismo ahora que empiezan a importar petróleo porque ya ni para producir suficiente da la revoluciong bolivariana. ¿Y qué?

Algunos capitalistas colombianos apoyaron al candidato del Centro Democrático y han sido críticos del Gobierno, de su manejo fiscal, de las mentiras electoreras, de la mermelada.   Son entonces enemigos de la paz y hay que ir a darles por la cabeza allá donde esconden sus capitales, que es en Panamá.

Pero Panamá no le quiere caminar al acuerdo de información financiera. Entonces el Gobierno declara a Panamá “paraíso fiscal”. La verdad es que el Gobierno de Panamá es amigo de los enemigos de la Paz y enemigo jurado del maduro, lo que lo convierte en enemigo de la Paz.

Entonces a Panamá que por años ha sido un buen vecino, que ha recibido a los inversionistas colombianos, acaba de pelea con Colombia.

Pero los panameños no se amedrentan, como no se amedrentaron con Chávez ni con el maduro. Y anuncian medidas reciprocas que seguramente golpearán a los inversionistas y trabajadores colombianos en Panamá.

Y estamos enredados. La Canciller anuncia visita a Panamá pero de una vez pone de presente que irá en un tono firme a exigirle a Panamá que firme el convenio de información financiera. Hay amenazas veladas de bloquear la entrada a la Alianza del pacífica y aún a la OECD

La Canciller también anunció visita a Venezuela, pero allá no va a hablar tan duro porque el que habla duro es el maduro. Allá no va reclamar ni a amenazar. Ellos son amigos de la Paz a ellos se les tolera todo. Va a ir a conversar sobre el tema, dijo.

Estamos enredados.

Foto Ciudad de Panama, cortesía de Geoff Galice via flickr 

Foto Caracas, cortesía de Bibi Fontana via flickr

 

Caracas de noche
Caracas de noche

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.