Juan-Manuel-26-300x270Para nadie es un misterio el inmenso fracaso del maduro y el corrupto cabello en sus intentos por perpetuar la soñada República Bolivariana de Chávez.

En Venezuela no hay que comer y el que tenga de comer no podrá evacuar sin la preocupación de no tener con qué limpiarse.

Los estudiantes, finalmente se cansaron y salieron a las calles.

Luego de tratar de desestimar el tamaño del movimiento, un poco en el estilo santista de “el tal paro no existe”, el maduro que ya está podrido y el cabello que siempre lo ha estado, salieron a acusar a los estudiantes de ser partícipes de un golpe fascista organizado por la extrema derecha y por los gringos.

El viernes en la mañana, el vice ministro del interior desestimaba el tamaño del descontento de los estudiantes explicando que se trataban de pequeños grupos de jóvenes de clase media  que habían bajado de los barrios a interrumpir el tráfico en la autopista, nada grave decía.

Ante una pregunta directa sobre el desabastecimiento, explicó que eso era causado porque los víveres se estaban saliendo para Colombia le faltó decir que en camiones contratados por Álvaro Uribe y la extrema derecha colombiana.

La ridiculez tocó el extremo con la comparación del maduro, según quien en Colombia una botella de agua puede costar hasta 193 mil pesos, lo que explicaría que el hambre de los venezolanos no es culpa de él sino de Colombia.

Al pobre viceministro lo desmintieron el maduro y el amigo de nuestra canciller, el señor Jauja.  En efecto, ese insípido movimiento de estudiantes es motivo para apretar la censura a los medios de comunicación, para acusar a los Estados Unidos de estar detrás de un intento golpista y para recibir la solidaridad de partidos como el Polo Democrático Alternativo colombiano.

Acusaron al noticiero internacional de RCN,  NTN24, de ser golpista y lo censuraron.  El maduro ordenó que lo  saquen de la grilla de los operadores de cable.

La realidad es que el maduro, el cabello y sus jueces y esbirros llevan a los hermanos venezolanos a la debacle y muy posiblemente a la guerra civil. En los tristes acontecimientos del jueves 13 de febrero, mandaron a las brigadas chavistas a atacar una pacífica manifestación de estudiantes.

Hoy mismo el maduro  los está convocando de nuevo a oponerse a una marcha de protesta convocada por la oposición para mañana.

Eso se puede poner muy feo.

Así empezaron hace dos años en Siria, los manifestantes fueron rápidamente calificados por el régimen de golpistas y de terroristas, lo demás han sido muertos y desplazados, torturas y armas químicas y la comunidad internacional mirando desde la barrera.

Las lecciones para los colombianos son variadas. Que el agua es muy costosa. Que los gringos son muy malas personas.  Que la democracia venezolana es ejemplar y que toda protesta es un intento golpista de los oligarcas. Por lo menos así piensa el Polo. Y siguen diciendo que Robledo es un senador ejemplar y Clara López es  una candidata votable.

De la Hermana República de Venezuela no queda sino la hermandad, a Venezuela la aniquilaron y la democracia se acabó hace ya rato.

Lástima.

Los únicos que deben estar felices son los tres funcionarios de la embajada de Estados Unidos expulsados por el régimen: van a poder comer y cagar tranquilos.

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.