La trata de se seres humanos, que ha visto incrementos en todas las formas de explotación, especialmente de los adolescentes, ha adquirido una dimensión “alarmante” en el sudeste de Europa y es el tema de una reunión de expertos el 8 y 9 de noviembre Bucarest.

Dijo a Le Monde Maria Grazia Giammarinaro, Representante Especial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE): “Se vive un aumento en el tráfico y no sólo con fines de explotación sexual”.

Más mujeres, pero también hombres y especialmente adolescentes y niños de las naciones de los Balcanes, Moldavia y Ucrania son víctimas de la trata que les obliga a ejercer la prostitución, el trabajo como esclavos, la mendicidad o cometer delitos, dice.

Su destino: Europa occidental; pero también Rusia, Turquía, Chipre y las zonas turísticas de todo el Mar Negro — Rumania y Bulgaria — y el Adriático, Croacia y Montenegro.

En Rumania, la mayoría de las mujeres identificadas como víctimas de la trata en 2011 tenían 16 años de edad, de acuerdo con cifras oficiales.

Es difícil establecer el número de víctimas que afecta esta trata, señala Le Monde.

Es una lamentable situación propulsada por una presión económico, dijo al diario frances una activista de una ONG, “Los afiches de prevención están bien, pero ¿qué se hace en un ghetto cuando una familia tiene ingresos mensuales de escasos 50 euros y una niña puede prostituirse y ganar 200 euros diarios?”

Artículo en francés

Gráfica: Niña prostituta Wikipedia