La economía no se está recuperando de ninguna manera que valga la pena y los dirigentes económicos y políticos deberían estar haciendo todo lo posible por cambiar esto, dice Paul Krugman en el New York Times.

Señala el ganador del Premio Nobel en economía que el PIB sigue creciendo lentamente. “No estamos en una recesión clásica, en la que todo baja. Pero eso no importa”.

Lo importante, señala, es que el crecimiento venga acompañado de la creación de empleos. “Para impedir que aumente el desempleo, necesitamos que los empleos crezcan por un 2.5 por ciento y para reducirlo sustancialmente necesitamos un crecimiento mucho mayor”. Pero con un crecimiento entre el 1 y el 2 por ciento, y las probabilidades de que se reduzca, eso no está pasando.

¿Por qué se sigue hablando como si las cosas se estuvieran mejorando?, pregunta. “La respuesta, lamento decirlo, es porque quieren evadir responsabilidades”, señalando a la Junta de Reserva Federal y a la administración Obama.

Decir las cosas claras les obligaría a implementar medidas para remediar la situación, agrega.

Krugman sugiere una lista de medidas, señalando que no sabe si funcionarían o no, pero que vale la pena intentarlas. “Nadie puede saber con certeza cómo funcionarían estas medidas, pero es mejor intentar algo que puede no funcionar que crear excusas mientras los trabajadores sufren”.

Es el momento de anunciar que no se está recuperando la economía y hacer todo lo posible por cambiar la situación, concluye.

Artículo en inglés

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.