No a las deportacionesLa ola de deportaciones sin precedente en la historia de EUA separó en el 2013 a más de 72,000 padres de sus hijos ciudadanos estadounidenses, informa Elise Foley en The Huffington Post.

Estos datos se basan en información entregada al Congreso por el Servicio de Inmigración y Aduanas de EUA, dice HuffPost.

Han sido confirmados por ICE, agrega, que indica que 72,410 inmigrantes expulsados de EUA dijeron que tenían uno o más niños nacidos en EUA, lo que les da la ciudadanía automáticamente.

Igualmente, dice HuffPost, es posible que la cifra sea más alta, ya que muchos pueden no haber respondido la pregunta si tienen o no hijos ciudadanos de EUA.

Cita un informe por Human Impact Partners según el cual unos 4.5 millones de menores de edad podrían tener padres indocumentados.

Explica que al ser deportados sus padres, muchos de esos niños se quedan con familiares, aunque algunos entran al sistema de hogares de crianza.

La mayoría de estas personas deportadas habían sido condenadas de un crimen, dice HuffPost, aunque no se sabe de qué tipo.  ” […] las cifras pueden see engañosas, ya que juntan crímenes menos y violaciones de inmigracieon con crímenes violentos”. Muchos de los deportados que regresan a EUA, explica, lo hacen para reunirse con sus familias.

La administración Obama se encuentra en medio de fuegos cruzados sobre inmigración, explica HuffPost. Por un lado, los que rechazan la reforma migratoria critican las leyes actuales como poco rígidas les atribuyen responsabilidad por el flujo de niños migrantes al país; por el otro, los partidarios de la reforma piden que la administración reduzca el volumen de deportaciones.

Artículo en inglés

Foto cortesía timothy krause via flickr

 

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.