Trump plazaDonald Trump, único candidato presidencial de uno de los grandes partidos de EUA en no hacer públicas sus declaraciones de la renta desde 1977, se valió de una serie de lagunas para evitar pagar decenas de millones de dólares en impuestos, estirándola la ley al punto de volverla irreconocible, durante los años 90 cuando enfrentaba una crisis de liquidez, señala un reportaje en el New York Times, periódico que discutió con expertos contables los negocios del milmillonario sobre sus casinos en Atlantic City.

Dice que los tres casinos Trump que fueron financiados con deuda habían caído en bancarrota para 1992.

En caso de auditoría por el IRS, el departamento de hacienda de EUA, estas medidas podrían considerarse ilegales, dijeron a Trump sus contables, según el Times.

Para evitar pagar cientos de millones de dólares como ingresos en deuda cancelada, Trump usó una cláusula que cambia acciones por deuda.

El método que ayudó a Trump evitar el colapso financiero ya se había declarado ilegal para las compañías, pero el magnate logró usarlo porque sus casinos en Atlantic City aparecían a nombre de sociedades, no corporaciones.

Trump no ha negado haber usado estas lagunas. De hecho a culpando a Hillary Clinton por no haber cambiado la ley de impuestos cuando ella fue senadora de la repúblicam– aunque según el Times ella votó a favor de cambiar la ley.

Hope Hicks, portavoz de Trump, afirma que la nota en el Times critica no solo al candidato, sino además a todo contribuyente que “intenta cumplir con las complejas y ambiguas leyes de impuestos sin pagar más de lo que debe”.

En 1995, Trump declaró pérdidas de casi mil millones.

Artículo en inglés

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.