Mientras que el Festival de Cine de Sundance (Enero 20-30) de este año exageró holgadamente un supuesto retorno a sus raíces rebeldes, en la muestra de invierno de Robert Redford el cambio más radical pasó casi desapercibido, señala Andrew O’Hehir en Salon. Se trata de la contribución femenina. Dice O’Hehir que en años recientes, las mujeres cineastas se han destacado en el cine independiente, hasta el punto que una mujer directora ha dejado de ser noticia. Presentaron cintas películas de diversos tipos, como “The Runaways” de Floria Sigismondi; “Nowhere Boy” de Sam Taylor-Woods; dramas regionales como “Night Catches Us” de Tanya Hamilton y “Winter’s Bone” de Debra Granik’s; comedias como “Please Give” de Nicole Holofcener y “The Kids Are All Right” de Lisa Cholodenko. Calcula que una de cada tres películas exhibidas fue dirigida por una mujer.

Artículo completo en inglés

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.