Paul McCartney canta a las 9 víctimas afroamericanas asesinadas en un acto de terrorismo racista la semana pasada en una iglesia en Charleston, Carolina del Sur.

Anoche, en Colonial Life Arena, en Carolina del Sur, a unas 150 millas del sitio del ataque, cantó “The Long And Winding Road”, señalando, “Rezamos porque la gente de todos los colores pueda vivir en paz y harmonía”, según informa Ed Mazza en The Huffington Post.

El video arriba, lo muestra en el Firefly Music Festival en Delaware.

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.