Si pueden controlar las lágrimas, verán a este bebé escuchar la voz de su madre por primera vez en sus ocho meses de vida.