Foto cortesía BBC

Informa la BBC: La Corte Suprema de Justicia de Colombia ordenó este martes el arresto domiciliario del expresidente y senador Álvaro Uribe. El exmandatario, que dirigió el país de 2002 a 2010, dio a conocer la decisión a través de su cuenta de Twitter y manifestó una “profunda tristeza”.

“La providencia fue adoptada con base en un riguroso estudio jurídico sobre la realidad procesal, que indica posibles riesgos de obstrucción a la justicia”, diría más tarda presidente de la Sala Especial de Instrucción, encargada de investigar a congresistas.

Las acusaciones que lo encanaron.

En septiembre de 2014, durante un debate en el Congreso, el senador Iván Cepeda, del partido de izquierda Polo Democrático Alternativo, acusó a Uribe de tener nexos con grupos paramilitares y narcotraficantes.

Apoyó sus acusaciones en testimonios de antiguos paramilitares.

Señalaba a Álvaro Uribe de haber fundado, junto a su hermano Santiago, el Bloque Metro, una rama de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), el grupo armado que enfrentó a las guerrillas durante décadas de manera sanguinaria y que dejó miles de civiles muertos.

Santiago Uribe Vélez, hermano menor del expresidente, se encuentra arrestado y en medio de un juicio por la creación de otro grupo paramilitar llamado los Doce Apóstoles. (Olga Behar documentó sobre este grupo en el Clan de los 12  apóstoles).

Uribe demandó a Cepeda ante la Corte Suprema. Y éste fue exonerado en 2018. Pero la Carte, para sorpresa de muchos, decidió investigar a Uribe. 

Es esta la primera vez que pega alguna acusación contra el político, a quien se le ha vinculado con atrocidades, corrupción, tráfico de narcóticos y mucha más a través de los años.

Como era de esperarses, voces se levantaron a celebrar y otras a denunciar. 

Pro Uribe

Pro Justicia