Marchas contra MaduroNicolás Maduro, anunció el miércoles que está rompiendo relaciones diplomáticas con los Estados Unidos y dio a los diplomáticos estadounidenses 72 horas para salir del país, informa Associated Press. “Ante los pueblos y las naciones del mundo, y como presidente constitucional (…) he decidido romper relaciones diplomáticas y políticas con el gobierno imperialista de los Estados Unidos”, dijo Maduro.

La medida se produce apenas unas horas después de que el presidente Trump apoyara al líder de la oposición venezolana Juan Guaidó, juramentado el miércoles por la oposición como presidente interino en medio de crecientes protestas contra Maduro, a las que el gobierno ha respondido con sus propias movilizaciones a favor de Maduro.

Varias personas han muerto en choques a través del país.

Es difícil establecer precisamente qué está sucediendo porque en estos momentos las noticias de ambos lados se convierten en propaganda, cada cual impulsando su versión.

Hasta el momento, han expresado su apoyo o reconocimiento a Maduro como presidente de Venezuela los siguientes países:

-Bolivia
-Cuba
-México
-Rusia
-Turquía

A Juan Guaidó lo reconocen como presidente de Venezuela:

-USA
-Canadá
-Brasil
-Paraguay
-Colombia

“El pueblo de Venezuela se ha pronunciado valientemente contra Maduro y su régimen y ha exigido la libertad y el estado de derecho”, dijo Trump en una declaración citada por The New York Times. El Times señala que la gran mayoría del partido de oposición de Venezuela respalda a Guaidó, quien ha estado pidiendo en los últimos días que los militares se subleven en contra de Maduro.

La oposición llama a Maduro un dictador y un usurpador, afirmando que su victoria electoral más reciente fue falsificada. La hiperinflación masiva ha llevado a la hambruna y la pobreza severa. “Nos vemos obligados a ser optimistas porque el riesgo al que nos enfrentamos nos está mirando a la cara”, dijo al Times Luz Mely Reyes, la gerente del sitio de noticias independiente Efecto Cocuyo. “Aquellos que somos demócratas sabemos que si esta vez nos quedamos cortos, con un profundo pesar, tendremos que enterrar lo poco que queda de la democracia en Venezuela”.