Juguete sexualUna dama cuyo nombre desconocemos ha entablado una demanda por daños y perjuicios contra la compañía que fabricó un juguete sexual porque subrepticiamente monitoreaba el uso privado del dispositivo.

Según informa el Chicago Tribuneel vibrador inteligente fue producido (y programado) por la compañía Standard Innovation, basada en Ottawa, Canada. ¡Registraba la forma y la frecuencia de uso del aparato!

Ella, junto con otras mujeres han iniciado una demanda de acción de clase, acusan a la compañía de enriquecimiento ilícitio, violación domiciliar, y de violar el Federal Wiretap Act y el Eavesdropping Statute de Illinois, que protegen la privacidad.

La dama presuntamente pagó US$130 por su We-Vibe Rave en mayo y lo ha usado varias veces. Hasta que se enteró que tenía un sistema de monitoreo con fines de marketing, según informó Courthouse News.

El juguete puede conectarse a un teléfono inteligente, desde el cual se puede ajustar el tipo de vibración, igual que la intensidad. Además, lo puede manejar otra persona desde cualquier parte del mundo.

Los juguetes sexuales han sido ampliamente aceptados en algunos segmentos de la sociedad estadounidense.

Via newser

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.

Tags: