Locutores de radio australianosLo que comenzó como una broma por un equipo de locutores australianos de radio ha terminado trágicamente.

Una enfermera inglesa, quien durante la hospitalización de Kate Middleton atendió la llamada telefónica de dos personas que se hicieron pasar por la reina Isabel y su esposo, ha aparecido muerta, en lo que podría ser un suicidio, informan Arthur Martin y Martin Robinson en Daily Mail.

El cadáver de Jacinta Saldanha fue encontrado en la mañana del viernes en una residencia en Londres, no lejos del hospital King Edward VII, dice.

Saldanha, madre de dos niños había contestado la llamada telefónica de dos presentadores de la radio FM2Day de Sydney Australia. Se hicieron pasar por la reina Isabel y el príncipe Carlos para obtener noticias de Kate Middleton, hospitalizada en las instalaciones para las náuseas relacionadas con el embarazo.

Jacintha Saldanha transfirió la llamada a una de sus colegas, quien también cayó en el engaño y les dijo que “había tenido una noche sin incidentes” y que su condición era “estable”.

El mundo entero se enteró de la broma mediante noticieros e internet.

Voceros del hospital dijeron que tendrían una “conversación breve” con la enfermera.

Daily Mail no sabe si la enfermera fue reprendida por haber transferido la llamada.

Agrega que a través de Twitter usuarios denunciaron fuertemente a Mel Greig y Michael Christian, los locutores australianos que seguían hablando de cómo el chiste les había dado publicidad global.

Artículo en inglés