Cangrejos hermitaños
‘Los tres amigos.’
Foto: Barry Brown

A una profundidad de 50 a 100 metros en el Caribe, un submarino del Instituto Smithsonian ha encontrado ejemplares de una especie de cangrejo ermitaño que anteriormente sólo se conocía a través de especímenes secos, muertos hace más de un siglo.

Los animales, conocidos como Pylopagurus discoidalis fueron obtenidos cerca de Curaçao y llevados a un acuario, donde fueron fotografiados.

Douglas Maine de LiveScience contactó a Rafael Lemaitre, zoólogo investigador del Museo Nacional de Historia Natural del Instituto Smithsonian, quien explicó algunas aspectos de la vida de estas coloridas criaturas.

Al igual que otros cangrejos ermitaños, dijo Lemaitre en un correo electrónico, éstos viven en las conchas producidas por otros animales, principalmente moluscos. “Deben elegir con cuidado para encontrar una concha que se adapte a su cuerpo en forma tubular. La característica más llamativa del animal son sus tenazas, un apéndice en forma de escudo  que le permite sellar firmemente su concha cuando están alarmados”.

El animal también puede usar el extremo de su cola para sellar el otro extremo de la concha.

El proyecto fue organizado por el Smithsonian Deep Reef Observation Project.

Algunos de los cangrejos recolectados han muerto y su ADN está ahora al servicio de la ciencia con la esperanza de comprender su evolución.

Artículo en inglés

Foto Barry Brown via LiveScience

 

Recibe en tu buzón totalmente GRATIS nuestro boletín El Molino. Haz click aquí y danos tus datos.